miércoles, octubre 04, 2006

Exquisitez

La vida,sin ir más lejos.Definitivamente tiene que serlo para que yo lo clame en pleno día de parcial y época de muchos de ellos,y después de ver a mi novio una vez por semana,después de que casi me hago mierda porque se me empañaba el vidrio del auto en pleno diluvio.
Son manjares, casi de tanto como si fueran de calaña gastronómica, hechos como sentir placer cuando me presentaron una de las consignas del parcial de Casuistica Constitucional donde quería encerrarme y escribir por tres días.Es un lujo haber llegado tan seca a mi casa, y chatear con mi chancho mientras mi novio me llama.
Es majestuoso ineractuar a cada segundo con gente de mi especie,sobre todo cuando ya no es uno sino que son dos los ...recolectores de Cliba... que cuando pasan por la puerta de mi casa me saludan educádamente.

Mucho flanderismo por hoy ya,aunque en serio me copó mi día so far.

No hay comentarios.: