viernes, junio 27, 2008

Un limón, 2 limones, 1/2 limón

El día de hoy giró absoluta y plenamente alrededor de un tema. Uno solo.
Es crucial, vital y definitorio. Admite grises y posturas tibias al respecto.
Yo voto por la negativa.

NO a ponerle limón a la milanesa.

Esa es la premisa mayor. A partir de ahí surgen los planteos sobre qué pasa con las rabas, cornalitos, pescado frito y demás alimentos embebidos en aceite frito.

El limón es invasivo, el limón te enfría la comida. El limón fue inventado para los tragos, margaritas, dr. lemon, y esos que tanto me gustan; pero no para cagarte la comida.


He dicho.

A los catorce, un tipo más grande, que me encantaba, me decía que yo era ácida y me derretía que me lo dijera. Este cacho de canción me recuerda a eso cada vez.

You said I must eat so many lemons,
'cause I am so bitter.
I said "I'd rather be with your friends mate,
cause they are much fitter"


Yo no sé si voy a dejar de querer tanto esta canción alguno de estos días próximos... Viste cuando no te imaginás otra cosa que tu presente? qué cosa che.. barbaridá.

Buen finde people.

3 comentarios:

PUH dijo...

naaaaaaaaah, me voy del lado contrario, y le digo "si!" al limón en las milangas!

Naranja Silvestre dijo...

Jamas, nunca, pero nunca jamas, entendía a la gente que el pone limon a la comida...le cambia el gusto!

Sabes que pasa Pura, hay gente (como la de acá arriba) que no entiende nada ;)


Beso

P

PD: La última parte de tu post es GENIAL!

Pura López dijo...


Puh: sólo si está seca. otherwise:JAMÁS

NS: Algo entenderá, pero de milanesas NO. La próxima en Jobs pedimos milanesas sin limón...(????). Muchas gracias por los halagos :$