lunes, julio 14, 2008

Anécdota prestada

Sabado a la noche, G. salió todo el día con sus amigos. G tomó mucho durante todo el día y llegó a la noche, borrachísimo, y se puso a hablar por MSN con M.
Hace 6 meses que G y M son protagonistas de una relación informal de asiduos encuentros que aleatoriamente incluyen cena, alcohol, noche, sexo, y "esos lugares", como dice M.
M extraña a G más de lo que le gustaría, pero no está enamorada ni mucho menos.
M propone encontrarse, hace mucho que no se ven.
G, borracho por MSN, le dijo a M que todavía tiene esa urticaria ahí abajo, y que no se le va a ir por unos días, todavía no puede coger. "No da vernos".
Al día siguiente, sobrio, niega todo.

So-re-te.
Mirá pibe, te odiamos. Conseguite que nuestra amiga nos cuente algo copado tuyo porque cada vez te queremos linchar más.

3 comentarios:

Botona dijo...

Una nunca tiene que contarle esas cosas tan explicitas a sus amigas...

Decime que ahora cuando lo veas a G no vas a pensar SOLAMENTE en esa particular urticaria...

PUH dijo...

Ja, coincido con Botona, hay detalles que mejor no contarlos a nuestras amigas.

Bastante pillin igual el muchacho... no me gusta eso de negar todo al dia siguiente

Pura López dijo...


Tiene razón, pero por sueeeerte al chico todavía no lo conocí y para cuando le vea con suerte me voy a haber olvidado de su urticaria.