jueves, febrero 05, 2009

Creo que nunca entenderías la profunda felicidad que me genera ver a mi perro tomando agua de la canilla que está afuera de mi casa cuando llegamos de pasear.

2 comentarios:

Horacio dijo...

cómo no lo voy a entender????

a mí me gusta también verlos cuando cagan poniendo cara de boludos

Pura López dijo...

jajaja
un beso en cada cachete a tí, hombre!