lunes, marzo 16, 2009

Alarmometro

Un buen sensor de mi humor es ver cómo recciono ante la posibilidad de que suene la alarma de mi auto. Tenés 20 segundos para salir y 10 para entrar y cerrar la puerta, o la bocina empieza a sonar desenfrenadamente.
Acomodar las cosas antes de cerrar la puerta puede generarte tantos más moretones de los esperados... o sea, yo me choco con todo y termino tirándome violentamente al interior del vehículo.

Entonces, mis posibles reacciones ante la situación son:

a) Reirme descontroladamente sobre lo absurdo de la situación y cómo las máquinas y sistemas "tecnológicos" condicionan la vida de los seres humanos hasta el punto de generarme manchas de colores y acumulaciones dolorosas en los brazos,
b) Entrar a maldecir con todo tipo de vocablos soeces a todo tipo de objeto abiótico con el que me cruce desde la apertura de la cerradura del auto hasta llegar a destino.

((Hoy a pesar de ser lunes me reí.))


Update:
Hay una tercera opción

c) No reaccionar.
Pasa cuando estoy totalmente agobiada, resignada, preocupada, estresada. Lo que siga sumandose pasa por el costado.

HOY, martes.

2 comentarios:

Kiddo dijo...

Espero, por dios, algun dia cruzarme con vos en un momento tan magico. TAN.

Lolix dijo...

yo no tengo auto pero igual estoy llena de moretones.

nada me apura, sin embargo... me llevo todo por delante!!!!!!