domingo, abril 04, 2010

Rebus Sic Stantibus

…entonces esta pascua la paso recluida y ayunando internet más de lo que querría y menos de lo que lo necesitaba...

Pasa que me había olvidado de lo que era llorar sin ruido. Me estuve enviciando con que me escuchen y había dejado en el tintero que llorar sin ser escuchado es la regla, y ser percibido es solamente la excepción.

Cuando de a poco volvés a entrar en esos términos, que tan fervientemente profesabas, y recordaste muy bien por qué, te proponés retomar adonde habías abandonado. Te proponés que la música que escuchás sea la que a vos te guste, salir cuando vos tenés ganas y decir que no cuantas veces quieras. Quererte porque te gustás y ser como sos porque te resulta deseable, a vos.

Sigue valorar tu propia compañía, tu tiempo como sólo tuyo, tus esfuerzos y no sólo los ajenos. Después, ver que no tiene sentido creer que tu esencia fue, y fue aquello que dejaste a alguien a quien hoy bien podrías odiar. En cambio, valorar lo que alguien más puede explotar de vos y permanecer ahí. Que sea por lo el estado más puro de vos mismo en que te sublima, y no por la mera satisfacción de que te vea.

Pronto, poder estudiar sin sentir que mientras tanto el mundo conspira en tu contra, o peor aún, que si no estás haciendo ruido dejás de existir.

Según corresponda podrá será avanzar, olvidar, quedarse, disfrutar, o pasar-disfrutar-avanzar-siguiente. Cada uno y todos, y más, pero por favor con sabiduría, templanza y paciencia. Y con Prudencia, con ella también. Que sea con el convencimiento propio de un profundo análisis para hacer cosa juzgada y no sufrir por lo que pudo haber sido. Que sea hacer sin pensar en lo que deshacés...

Y que sea recibirme, ay por favor, que sea recibirme y con menos kilos.

3 comentarios:

Hermes dijo...

esos deseos te llevaran lejos... y si, la excepcion es la comunicacion. lo normal es el ruido de fondo que impide pensar... anyway, tk care. baee

alfred dijo...

Excellent timing. Tuve que leerlo como tres veces para asegurarme de que no había sido escrito para mí.

CaT dijo...

Nena, tu entrada me dio ganas de dejarte como comment algo q lei hace poco:
"Se cuales son las cosas que quiero, Se cuales son las cosas que necesito...
Y Casi siempre coinciden aunque no con lo que la causalidad me otorga en tiempo y forma"
Besooo