martes, marzo 29, 2011

Rendimiento decreciente*

Oh sí, una mañana sin radio...

pasa que mis mañanas de semana son téconleche son téconlechepero sin leche porque no me gusta el té con leche y como el té no lo hago yo y lo hacen muy fuerte y muy caliente le pongo agua fría y va con chuker y el téconchuker quedametálicoybienfeo, pan tostado quesoblanco y mermeladadefrutilla.

y la radio...
que está casi fuera de mi alcance y que yo no sintonizo. es un dato dado, inmutable, lalo por hecho.
maria eugenia lozano y lalo mir. lalo y maju lalo maju laloymaju maju lalo laloymaje lalo lalo lalo maju maju maju. te pagamos tus cuentas no decimos la sensación térmica hora oficial en todo el país menos en el pueblo de reconquista
penetra cada conexión mental, invade, conflictúa, aleja, desarma, oxida, paraliza esencialmente estupidizando.

hoy puedo decir que detesto a maju lozano, que lo peor que hizo en su vida fue irse de la televisión porque la televisión es mil veces más estúpida que la radio, que no le da el pinet pero ni en pedo para radio y para semejante horario de la mañana, que consiguió caerme tan mal como la imbécil de la cayetina.
sí, ya sé, hay programas para todos pero, como dije, no puedo elegir qué escuchar, sólo puedo aislarme.

Para mí, una mañana sin Maju Lozano es paz, altura, tranquilidad, cultura, mayúsculas y reflexión, como mínimo.

*o "Pasar tiempo en mi casa" o bien, "Mi vida como desempleada".

No hay comentarios.: