martes, julio 05, 2011

Sobre uñas de los pies (no te va a interesar)

Fui a un colegio privado. Usaba túnica ( no jumper, sino túnica) con camisa y corbata. No nos dejaban usar alhajas ni pintarnos las uñas.
Uno de los cambios que más disfruté al terminar el colegio, fue poder pintarme las uñas durante el fin de semana y no tener que sacarme el esmalte el domingo a la noche. (te lo juro por este esmalte)

Es tremendamente difícil pintarse las uñas de los pies en invierno.
Por algún motivo, durante mi vida universitaria, el marketing las reuniones tupperware de esmaltes me creó la necesidad de pintarme las uñas de los pies a tono con las de las manos. Antes de que me pasara esto, bastaba con pasarme una capa de brillo en las uñas cada tanto. Era lo suficientemente prolijo y de muy bajo costo de mantenimiento.
A la vejez viruela, y ahora cada vez que termino de bañarme miro mis pies (n°39) pálidos en su totalidad y pienso en el disgusto que me generaría tenerlos desabrigados durante el prolongado proceso de emprolijado, pintado, y secado de sus uñas coloreadas.

2 comentarios:

¨ce_ dijo...

La única forma de pintarme las uñas de los pies en invierno es el barniz secador. Una capita arriba de la de color y las uñas se cascan menos, y se secan en un periquete :)

Pura López dijo...

es una buena idea... yo siempre me pongo capa de brillo arriba, quizás podría implementar eso, pero igual..frío!
voy a sentarme con el caloventor al lado y pintármelas de rojo hoy.